Menú Principal
1 de febrero de 2020

Fiscalización a Codelco y Enami. Pasos concretos para una mejor gestión

Hace algunos días no dudé en calificar como grave la denuncia por estafa que presentó Codelco relacionada a sobreprecios en los seguros de vida contratados para los trabajadores de sus divisiones Chuquicamata y Radomiro Tomic.

Este hecho lo catalogué de esta forma cerca de US$ 20 millones involucrados a raíz de sobreprecios injustificados, sino que también por tratarse de recursos pertenecientes a todos los chilenos provenientes de una empresa del Estado y de los propios trabajadores, cuya situación lamentablemente venía ocurriendo desde hace 14 años.

Como consecuencia de estos acontecimientos he leído y escuchado algunas voces críticas sobre el trabajo de fiscalización a Codelco y Enami que realiza la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), ante lo cual es necesario realizar algunas precisiones.

No cabe duda de que esta situación que genera perjuicios a la cuprífera estatal preocupa a nuestro Gobierno y nos hace redoblar esfuerzos para revertir este escenario. En esta línea, hoy y prácticamente a dos años de haber asumido en esta cartera, Cochilco es otra institución. Es una entidad más eficiente, con una nueva administración y nuevos encargados de fiscalización.

Lo anterior, podemos graficarlo con el alza en el número y calidad de auditorías y fiscalizaciones que hemos realizado a Codelco -por mencionar solo un ejemplo-, las cuales pasaron de 14 efectuadas en la administración anterior durante 2017, a 30 en 2018 y a 49 en 2019.

Para este 2020, nos propusimos aumentarlas en cantidad y alcance como también avanzar en la implementación de una metodología para la fiscalización de denuncias en el marco de un Convenio con la Contraloría. Además, lanzaremos un sitio web que reciba denuncias de forma expedita y anónimas. A lo anterior, se suma un proyecto de Ley para modernizar Cochilco el cual enviaremos al Congreso durante el primer semestre de este año.

Los cambios ocurridos en Cochilco durante esta administración han generado una mayor y mejor fiscalización, han hecho que estas irregularidades y sus informes han servido de sustento técnico para la presentación de denuncias y querellas por parte de Codelco y Enami contra quienes resulten responsables contribuyendo a que estos hechos no solo queden en la prensa o en las redes sociales, sino que sean investigados por la justicia.

En el caso de Codelco y tras conocerse dichas irregularidades, la Corporación presentó acciones legales en contra de dirigentes actuales y pasados de los sindicatos de Chuquicamata y Radomiro Tomic. Es decir, una medida que no habíamos visto en años anteriores por parte de esta empresa del Estado, lo que da cuenta de una mejor gestión interna en materia de sanciones.

En definitiva, el esfuerzo iniciado por nuestro Ministerio ha dado sus primeros resultados. Al mismo tiempo, tenemos el compromiso en esta senda de una mejor fiscalización por el bien de Chile y su minería como un sector que impulsa el desarrollo y progreso del país y sus familias.

BALDO PROKURICA Ministro de Minería

Columna de opinión

  • La industria minera es uno de los principales motores de la economía en Chile. De ahí que los gobiernos han ido implementando políticas y regulaciones para incentivar la inversión y disminuir sus efectos en el entorno. Aun cuando gran parte de las empresas mineras cumplen (y muchas veces sobre cumplen) con las regulaciones existentes y operan bajo altos estándares internacionales, pareciera

  • Hace algunos días no dudé en calificar como grave la denuncia por estafa que presentó Codelco relacionada a sobreprecios en los seguros de vida contratados para los trabajadores de sus divisiones Chuquicamata y Radomiro Tomic. Este hecho lo catalogué de esta forma cerca de US$ 20 millones involucrados a raíz de sobreprecios injustificados, sino que también por tratarse de recursos

  • Diciembre es un mes oportuno para hacer un balance de lo que fue este año, el cual estuvo marcado por los efectos de la guerra comercial y los conflictos internos que enfrentamos. A pesar de aquello el sector minero continuó atrayendo inversión, generando empleo y aportando a Chile y sus familias. Lo anterior queda de manifiesto, al recordar que, a

  • En estos días en que seguimos trabajando con fuerza en iniciativas concretas que nos permitan nuevamente poner de pie al país, como por ejemplo la reactivación de los proyectos mineros o una mayor entrega de recursos a los pequeños productores, no debemos perder de vista que la minería es nuestra principal actividad económica. Como datos que grafican lo anterior, tenemos

@MinMinería Ministerio de Minería de Chile

Tramites Disponibles