Menú Principal

¿Qué es el cobre?

El cobre es un mineral metálico básico que no se encuentra en estado de pureza. Existen diversos tipos de yacimientos del llamado “mineral rojo”, que han sido clasificados de acuerdo a sus procesos geológicos.

Los más comunes son originados por la disolución del cobre en las aguas termales que fluyen desde los magmas y que son conducidas hacia la superficie de la tierra a través de grietas o fracturas rocosas. Este tipo de yacimiento se caracteriza por la presencia del llamado cobre oxidado en vetas de mineral de alta ley.

En su composición destaca la presencia de cuprita, atacamita, antherita, brochantita y crisocola.

También a través del magma, pero de fuentes termales submarinas, provienen los yacimientos de cobre de tipo sulfuroso. Estos emergen hacia la superficie por medio de movimientos tectónicos, que levantan la corteza terrestre dejando en evidencia la riqueza del suelo. Allí resaltan la calcopirita, covelina, bornita, energita y calcocita.

Los minerales sulfurados son comúnmente mezclas complejas de sulfuros de cobre y fierro, combinados con compuestos de otros metales tales como zinc, arsénico, antimonio, bismuto, teluro, plata y oro.

Existen también los yacimientos de cobre tipo porfírico, muy abundantes en la Cordillera de Los Andes. Se originan por el ascenso de rocas fundidas cuando la placa oceánica se introduce debajo de la continental. También son de naturaleza sulfurada, pero su ley es más baja.