Menú Principal

1 de septiembre de 2016

Cobre

La minería del cobre la desarrollan en Chile empresas privadas y una del Estado: la Corporación Nacional del Cobre, Codelco.

Los principales productos comercializados por el país son los cátodos y concentrados de cobre, los que son exportados para ser procesados y luego generar productos manufacturados. Su destino común han sido los países industrializados y los que están en proceso de industrialización, como China. Es por eso que destaca la concentración de exportaciones hacia los mercados de Asia y Europa Occidental.

Codelco es la minera de cobre más grande del país y la principal productora de este metal en el mundo.

¿Qué es el cobre?

El cobre es un mineral metálico básico que no se encuentra en estado de pureza. Existen diversos tipos de yacimientos del llamado “mineral rojo”, que han sido clasificados de acuerdo a sus procesos geológicos.

Los más comunes son originados por la disolución del cobre en las aguas termales que fluyen desde los magmas y que son conducidas hacia la superficie de la tierra a través de grietas o fracturas rocosas. Este tipo de yacimiento se caracteriza por la presencia del llamado cobre oxidado en vetas de mineral de alta ley.

En su composición destaca la presencia de cuprita, atacamita, antherita, brochantita y crisocola.

También a través del magma, pero de fuentes termales submarinas, provienen los yacimientos de cobre de tipo sulfuroso. Estos emergen hacia la superficie por medio de movimientos tectónicos, que levantan la corteza terrestre dejando en evidencia la riqueza del suelo. Allí resaltan la calcopirita, covelina, bornita, energita y calcocita.

Los minerales sulfurados son comúnmente mezclas complejas de sulfuros de cobre y fierro, combinados con compuestos de otros metales tales como zinc, arsénico, antimonio, bismuto, teluro, plata y oro.

Existen también los yacimientos de cobre tipo porfírico, muy abundantes en la Cordillera de Los Andes. Se originan por el ascenso de rocas fundidas cuando la placa oceánica se introduce debajo de la continental. También son de naturaleza sulfurada, pero su ley es más baja.

¿Cómo se obtiene?

Los procesos más utilizados en Chile para la obtención de mineral de cobre son los denominados flotación y lixiviación, que permiten separar el cobre de los minerales que lo contienen. El uso de uno u otro sistema depende de la procedencia del mineral.

Si se trata de sulfurados primarios se usa la flotación, cuya base es el agua; y para el caso de oxidados y sulfurados secundarios se utiliza la lixiviación, la que se realiza mediante la utilización de ácido sulfúrico.

También existe otras tecnologías para la obtención de cobre a través del uso de bacterias. Estas últimas hacen más limpio el proceso y reducen costos productivos.

Las etapas del proceso de producción de cobre procedente de óxidos son: extracción, chancado, lixiviación y precipitación electrólitica. En el caso de los minerales sulfurados son: extracción, chancado, flotación (concentración), fundición, refinación y moldeo, y electrorefinación.

¿Dónde se aplica?

Son numerosas las aplicaciones del cobre, pues se trata de un material resistente, reciclable y con alta conductividad térmica y eléctrica. Por eso es considerado una materia prima esencial para infraestructura.

Quizás el más común es su uso en alambres para cables conductores de energía eléctrica e información, y en tuberías. Está presente también en artefactos, tecnologías, monedas, y en la industria automotriz.

Según Codelco Chile, la construcción es uno de los sectores que más demanda cobre, dado que está presente en el cableado de edificaciones, tuberías de agua y de gas, sistemas térmicos, techumbres, terminaciones, y como componente estructural. La empresa estatal asevera que una casa moderna requiere unos 200 kilos de cobre, casi el doble de lo que se usaba hace 40 años, pues hoy las viviendas tienen más baños, aparatos eléctricos, mayor confort, y más computadores.

Un automóvil nuevo utiliza unos 20 kilos de cobre, el doble respecto a la década de los ‘70. Los cables presentes en un modelo de lujo miden más de 1,5 kilómetros, mientras que en un avión pueden superar los 100 kilómetros.

Nuevas oportunidades para el metal brindará el acelerado desarrollo tecnológico en el mundo y se espera que su demanda se mantenga ante el aumento de la producción industrial.

También el cobre está adquiriendo cada vez más presencia en productos que protegen la salud de las personas, tras el descubrimiento de sus propiedades antibacterianas.

Instituciones
relacionadas: